Calabacin con ajo y guindilla

Si te gusta el calabacin, TIENES que probar esta receta. Más fácil imposible, se hace en un momento y los ingredientes son de andar por casa. Apta para vegetarianos y carnívoros.

Calabacin con ajo y guindilla
Calabacin con ajo y guindilla

INGREDIENTES

  • 1 kg de calabacines
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla roja
  • Queso rayado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  1. Ponemos agua a hervir en una cazuela
  2. Cortamos los calabacines a lo largo en cuatro trozos y a su vez cada uno de esos trozos como nos guste: en tiras (en plan espagueti, en daditos, en láminas…)
  3. Picar los dientes de ajo y la guindilla.
  4. En una sartén calentamos el aceite (5 cucharadas aprox). Cuando esté caliente, echamos el ajo y la guindilla (¡¡¡cuidado que no se os queme!!!)
  5. En el agua que habíamos puesto a hervir, escaldamos el calabacín (lo justo para que se ablande: 1-2 minutos aprox)
  6. Escurrir el calabacín y servirlo en un plato. Por encima vertimos el aceite caliente con el ajo y la guindilla. Por encima, el queso rayado, y por último, salpimentamos.

¡¡¡Que aproveche!!!

Esta receta es de El Comidista

Marmitako

Esta receta no es de lo más innovador porque es un clásico de la cocina española. El marmitako es un guiso de bonito con patatas que tiene su origen en el País Vasco y que es uno de los platos más apreciados de la cocina vasca. En realidad es un guiso muy fácil de preparar y al margen de la versión vegetariana, que sustituye el pescado por algas, siempre se prepara de manera muy similar. Lo bueno de esta receta (que tiene que ver con su origen) es que todos los ingredientes son relativamente baratos y muy nutritivos.

Marmitako
Marmitako

INGREDIENTES

  • 500 gr de bonito
  • 500 gr de patata
  • 1 zanahoria
  • 2 pimientos verdes
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate
  • 100 ml de vino blanco
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Sal
  1. Picar la cebolla, la zanahoria y los pimientos verdes. Pelar y picar el tomate.
  2. En una olla grande con un chorro de aceite y una pizca de sal, rehogamos la cebolla, la zanahoria y los pimientos verdes picados. Añadir el ajo picado y rehogar 5 minutos más.
  3. Pelar las patatas y trocearlas
  4. Añadir el pimentón dulce (una puntita de cuchillo)
  5. Añadir las patatas y dejar que se empapen en el sofrito durante 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Añadir el vino blanco y dejar que se evapore durante un minuto.
  6. Cubrir el guiso con agua, salar y dejar que se haga a fuego suave durante una hora, removiendo de vez en cuando para que el caldo engorde un poco y  no quede demasiado líquido. Otra opción (si vemos que el caldo está muy líquido) es aplastar algunos trozos de patata. Si ocurre lo contrario y el caldo está demasiado pastoso, siempre podemos añadir un poco de agua.
  7. Retirar la olla de fuego y añadir el bonito cortado en trozos. Taparlo todo y dejar que se haga el pescado con el calor del guiso durante 5-10 minutos. Corregimos de sal….y a disfrutar!

¡¡¡Qué aproveche!!!