Pollo con calabacín y alcachofas

Pollo con calabacín y alcachofas
Pollo con calabacín y alcachofas

Fácil, sencilla, rápida de preparar y apta para todos los públicos, así es la receta de hoy. Se puede comer caliente o fría y se puede hacer en versión original y en versión vegetariana sustituyendo el pollo por tofu.

INGREDIENTES

  • 1 cebolla roja
  • 4 calabacines
  • 400gr de corazones de alcachofa
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 2 cucharadas de perejil
  • 25gr de pimientos del piquillo
  • 100 gr de pechuga de pollo
  • Crema de vinagre balsámico
  • Sal y pimienta
  1. Cortamos la cebolla en tiras y el calabacín en láminas finas. En una sartén rehogamos la cebolla durante 3 minutos. Añadimos el calabacín y los corazones de alcachofa. Dejamos rehogar entre 5 y 8 minutos más.
  2. En un bol a parte, mezclamos las alcaparras, el perejil y los pimientos. Añadimos las verduritas rehogadas. Lo mezclamos todo bien y salpimentamos al gusto.
  3. Preparamos las pechugas de pollo a la plancha. Una vez hechas, las colocamos en el plato y la cubrimos con la mezcla de verduras, alcaparras, pimientos y perejil. Terminamos con un chorro de crema de vinagre balsámico para rematar.

¡¡¡Que aproveche!!!

Quiche de espinacas y (jamón york)

Tarta salada de espinacas y jamón york
Tarta salada de espinacas y jamón york

Llega el otoño y con él el frío, la lluvia y los colores tan típicos de esta estación del año: el amarillo, el marrón, el rojo. Atrás quedaron la playa, los pantalones cortos y el verde de las hojas. Por eso, hoy vamos con una receta de lo más otoñal. La quiche, es una tarta salada muy típica en la cocina francesa que suele combinar verduras con algún tipo de cárnico sobre una base de masa quebrada. La más conocida es la Quiche Lorraine que lleva nata, queso y panceta como ingredientes principales. Pero lo bueno que tiene este plato es que puede prepararse de tantas maneras distintas como ingredientes haya en nuestra nevera (verduras, carnes, pescados, marisco, lácteos…). Todo vale, siempre que se sepa combinarlo, claro.

INGREDIENTES

  • 1 kg de espinacas
  • 125 gr de cebolla roja
  • 200 gr de jamón york
  • 150 gr de queso para rallar. Yo lo hice con un queso suizo (Appenzeller) que quizás puede resultar un poco fuerte si no eres un gran amante de los quesos. Sirve cualquier queso que se derrita fácilmente y se pueda usar para gratinar (el queso Gruyère, por ejemplo, le va muy bien y es más “normalito”. En la receta vegetariana que tenéis abajo es el que prefiero usar)
  • 2-3 cucharaditas de mantequilla
  • 4 huevos
  • 4 cucharadas de leche
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 11 euros aprox

  1. Limpiar y escurrir las espinacas. En una cazuela con tapa las cocemos a fuego medio. Una vez cocidas, las escurrimos de nuevo y las picamos.
  2. Pelamos y picamos la cebolla y cortamos el jamón york en taquitos. En una sartén, derretimos una cucharilla y media de mantequilla y rehogamos en ella la cebolla. Añadimos las espinacas y el jamón y dejamos hacer 3 minutos más sin dejar de remover.
  3. Precalentamos el horno a 225º. Retiramos las espinacas del fuego y dejamos enfriar un poco. Batimos los huevos con la leche y salpimentamos.  Añadimos una pizca de nuez moscada y por último las espinacas.
  4. Engrasamos un molde o plato para horno con un poco de mantequilla y volcamos en él las espinacas. Rallamos el queso y lo repartimos por encima de la quiche antes de meterla en el horno.
  5. Horneamos durante 20 minutos y dejamos enfriar un poco a temperatura ambiente antes de servir.
  6. Para acompañar yo elegí un puré de patata con champiñones, pero claro está, que aquí de nuevo los posibles acompañamientos son infinitos como lo son los gustos y los colores.

Y ahora vamos con una versión 100% VEGETARIANA

Quiche de espinacas
Quiche de espinacas

INGREDIENTES

  • Una lámina de pasta quebrada
  • 500gr de espinacas
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 huevos
  • 100 gr de queso feta
  • 150gr de queso gruyère
  • 100 ml de nata
  • 100ml de leche
  • 1 limón
  • 1 cucharada de tomillo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  1. Lavar y secar las espinacas. Pelar, lavar y picar la cebolla y el ajo. Desmigar el queso feta y rallar el gruyère.
  2. En una sartén grande, rehogamos a fuego medio el ajo y la cebolla durante 5 minutos. Añadimos las espinacas y dejamos rehogar 2 minutos más. Salpimentamos y dejamos enfriar.
  3. En un bol grande o una ensaladera mezclamos los huevos, la leche, un poco de ralladura de limón y la nata. Batimos bien para que todo quede homogéneo. Añadimos el queso feta y la mitad del gruyère. Mezclamos bien otra vez. Añadimos las espinacas y volvemos a mezclar. Salpimentamos.
  4. Pre-calentar el horno a 180º. Colocamos la masa quebrada en un molde redondo engrasado con aceite o mantequilla para que no se pegue. Vertimos la mezcla de las espinacas con el resto de ingredientes dentro del molde y por encima repartimos lo que nos quedaba de queso gruyère.
  5. Horneamos unos 35 minutos. Antes de servir, dejamos reposar la quiche al menos 10 minutos.