Ensalada ‘niçoise’

Ensalada 'niçoise'
Ensalada ‘niçoise’

Esta es una de las ensaladas clásicas más conocidas del mundo. Su éxito se basa en el contraste de sabor entre verduras como las judías y el tomate y los encurtidos que los acompañan: alcaparras y anchoas. En torno a esta receta siempre ha habido detate: algunos reputados chefs franceses (como Auguste Escoffier en su libro Le guide culinaire, de 1903) defienden patatas y judías. Otros, considerados más puristas dicen que ningún ingrediente de esta ensalada debe cocerse (con la excepción del huevo duro, si se le quiere echar). Pero ya se sabe que para gustos, colores así que es mejor dejar que cada uno decida según sus preferencias. INGREDIENTES

  • 200 gr de judías verdes
  • 500 gr de patatas para cocer
  • 200 gr de tomates
  • 1 cucharada de alcaparras
  • Aceitunas negras
  • 8 filetes de anchoa
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de vino tinto
  1. Lo primero que atacamos son las judías: les quitamos la punta y las cortamos en trocitos de unos 2 cm. En una olla hervimos agua con sal y escaldamos las judías (es decir, las metemos dos minutos cuando el agua hierva y al sacarlas las enfriamos rápidamente para cortar la cocción y no perder color).
  2. Hervimos las patatas con piel en agua con sal durante 20 minutos o hasta que veamos que están cocidas (depende un poco del tamaño de la patata). Una vez cocidas, las pelamos y las cortamos en dados del tamaño de los trocitos de judías más o menos.
  3. Colocamos las judías y las patatas en el plato y rematamos con el tomate, las alcaparras, las aceitunas y las anchoas. Aliñamos con sal, vinagre de vino (tinto, mejor) y aceite de oliva virgen.

¡¡¡Que aproveche!!!

Anuncios

Bonito en salsa rubia

Bonito en salsa rubia
Bonito en salsa rubia

Las artes de la pesca y sus frutos, el pescado,  hay que aprovecharlos al máximo porque no sabemos si durará una generación más tal y como la conocemos. Además, la mezcla de pescado con un poco de aceite de oliva, ajo y perejil (los tres ingredientes que todos deberíamos querer llevarnos a una isla desierta) nos permite sobrevivir allí durante largos periodos de tiempo, siempre que se tenga maña para pescar a caña y buena mano con el fuego de leña. El tema de las verduras siempre se puede apañar con unos rastrojos y un chorrito de leche de coco.

INGREDIENTES

  • Bonito fresco
  • 2 cebollas medianas
  • ½ pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • Tomate frito
  • Perejil
  • Harina
  • Sal
  • Vino blanco  (a ser posible malo, para cocinar)
  • Aceite de oliva

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 12 euros aprox.

  1. Cortar el bonito en cuadraditos de unos tres centímetros. Los rebozamos en harina y huevo batido.
  2. Una vez rebozados, con concentración y cariño, se ponen a fuego lento y se les da vuelta y vuelta en una sartén con un chorrito de aceite. Reservamos.
  3. Empezamos a preparar la salsa rubia: picamos las cebollas, el pimiento y las zanahorias. En una sartén a fuego lento, con un poco de aceite, ponemos a sofreír todas las verduras con el perejil y una cucharada de tomate frito. También podemos añadir un poco de harina si queremos que espese un poco.
  4. Cuando empiecen a estar doradas las verduras subimos a fuego fuerte y mezclamos el sofrito con el vino blanco. [Con vino malo tiene más gracia. Eso de no dar demasiada importancia al vino con el que se cocina siempre me ha parecido de buen cocinero].
  5. Pasamos el sofrito por el chino para colar la salsa. Luego, ponemos el bonito a cocer con la salsa durante 10 minutos antes de servir.

¡¡¡Que aproveche!!!