Bizcocho de arándanos

Bizcocho de arándanos
Bizcocho de arándanos

INGREDIENTES

  • 4 huevos
  • 200 gr de arándanos
  • 500 gr de harina
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 250 gr de azúcar
  • 1/2 cucharilla de bicarbonato
  • 225 gr de mantequilla
  • 100 ml de nata
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharada de sal
  • Aceite de girasol

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 11 euros aprox

  1. Mezclar la harina tamizada, el bicarbonato y la sal
  2. Derretir ligeramente la mantequilla en el microondas y batirla con el azúcar hasta obtener una crema.
  3. Cuando esté lisa la crema, vamos añadiendo uno a uno los huevos, batiendo la mezcla después de cada uno.
  4. Agregamos el extracto de vainilla y volvemos a mezclar.
  5. Incorporamos la mezcla de la harina que habíamos reservado. Batimos para que se integre bien la masa.
  6. Añadimos la nata y volvemos a batirlo todo.
  7. Precalentamos el horno a 180º y engrasamos el molde con un poco de aceite de girasol.
  8. Lavamos los arándanos y los secamos bien. Los añadimos a la masa y mezclamos delicadamente.
  9. Volcamos la masa en el molde engrasado y horneamos entre 30 y 40 minutos. Para saber si está hecha o no la masa del bizcocho, vamos introduciendo un cuchillo afilado hasta que salga limpio.
  10. Sacamos del horno y dejamos enfriar.

¡¡¡Que aproveche!!!

Anuncios

Bizcocho con almíbar de mango y canela

Bizcocho con almíbar de mango y canela
Bizcocho con almíbar de mango y canela

¿Hay algo más perfecto que un bizcochito? La respuesta en sí: un bizcocho en almíbar con helado (¡toma ya!). El almíbar le da ese toque jugoso que, a veces, le falta a algunos bizcochos (de ahí que acostumbremos a mojarlos en leche, cafés o colacaos varios); y el helado nos da el frescor que tanto echamos en falta en estos días en los que aprieta el calor. ¿No vamo o no quedamo?

INGREDIENTES (para 6 bizcochitos)

  • 6 huevos
  • 150 gr de harina
  • 500 gr de azúcar
  • 500 gr de agua
  • 1 rama de canela
  • 70 gr de mango seco
  • 1 limón
  • Helado de café
  • Mantequilla
  • Mango fresco y chocolate negro (en tableta o en sirope) – opcional

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 10 euros aprox.

  1. Separamos las claras y las yemas de los huevos. Batimos las claras con 150 gr de azúcar, hasta que se monten.
  2. Una vez montadas, añadimos las yemas y la harina, con cuidado para que no se bajen las claras.
  3. Untamos un molde con mantequilla y horneamos la mezcla a 180º durante 20 min (o hasta que salga el cuchillo limpio). Una vez horneamos dejamos que se enfríe y vamos preparando el almíbar.
  4. En un cazo, calentamos el agua, 350 gr de azúcar, la rama de canela, el mango seco y la cáscara del limón. Dejamos que hierva y apagamos el fuego. Reservamos. Antes de que se enfríe, retiramos la cáscara de limón y la rama de canela y lo trituramos con la turmix.
  5. Mientras, cortamos los bizcochos con un corta pastas para que queden redonditos o con la forma que nosotros queramos darle.
  6. Introducimos los bizcochos en el almíbar y los dejamos a remojo un día hasta que queden bien empapados. Los sacamos, los dejamos escurrir unos minutos y los servimos con  una bola de helado de café. Podéis decorar el bizcocho con unos trocitos de mango natural y un poco de chocolate negro (en trocitos o en sirope)

©Foto: Celia Cueto

Buñuelos de cebolla con salsa de yogurt

Buñuelos de cebolla
Buñuelos de cebolla

Llega el calorcito, las barbacoas, el picoteo, las terracitas y el rey de todo eso es, por supuesto, el aperitivo. Patrimonio de la Humanidad, ese pequeño bocadito que se toma para saciar el hambre voraz que nos invade antes de la hora de comer, es un placer comparable a pocas cosas en esta vida. Si quieres iniciarte en el maravilloso mundo de los aperitivos y hacer algo un poco más elaborado que un trozo de pan con una loncha de chorizo (¡ojo¡ nada como el pan con chorizo…una cosa no quita la otra), he aquí estos buñuelos de cebolla con salsa de yogurt que han nacido para sorprender a tus comensales…o a tí mismo!

INGREDIENTES

  • 1 cebolla
  • 1 cucharilla de comino
  • 1 cucharada de cilantro picado
  • 4 cucharadas de harina
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • 100 gr de yogurt natural
  • ½ pepino
  • Menta picada
  1. Cortar la cebolla en lascas y mezclarla con el comino y el cilantro.
  2. Una vez estén bien mezclados espolvoreamos la harina y la sal por encima y volvemos a mezclar para que las lascas de cebolla queden cubiertas de harina.
  3. Añadimos dos cucharadas de agua y mezclamos de nuevo. Las lascas de cebolla tienen que quedar cubiertas por una fina película de masa.
  4. Ponemos el aceite de oliva a calentar en una sartén. Cuando esté bien caliente, vamos moldeando pequeños buñuelos de cebolla con la ayuda de una cuchara sopera. Los freímos en la sartén (4-5 min de cada lado, a fuego medio, hasta que queden doraditos y crujientes) aplastándolos un poco con la cuchara para que no se descompongan.
  5. Preparamos la salsita de yogurt mezclando el yogurt natural con el pepino y la menta picada.
  6. Servimos los buñuelos con un poquito de salsa para compañar.

Pimientos rellenos de calabacín y avellanas

Pimientos rellenos de calabacín y avellanas
Pimientos rellenos de calabacín y avellanas

Unos días perdida por Cuba han inspirado estos pimientos rellenos de avellana que están para requetechuparse los dedos, lo juro!

INGREDIENTES

  • 25 gr de mantequilla
  • 25 gr de harina
  • 3dl de leche
  • Sal y pimienta
  • Nuez moscada
  • 1 hoja de laurel
  • 75 gr de avellanas
  • 4 pimientos verdes
  • Aceite de oliva
  • 100 gr de calabacín
  • 2 cebollas francesas (chalotas)
  • 150 gr de mozzarella de barra
  • 25 gr de parmesano rayado

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 15 euros, aprox.

  1. Precalentamos el horno a 175ºC.
  2. En una olla derretimos la mantequilla. Añadimos la harina y después la leche poco a poco y sin dejar de remover, hasta que la bechamel quede lisa y homogénea.
  3. Salpimentamos y añadimos la nuez moscada y la hoja de laurel. Dejamos hacer la bechamel a fuego lento durante 8 minutos.
  4. En una sartén a parte, doramos las avellanas. Las retiramos del fuego y, en un mortero, las machacamos.
  5. Lavamos los pimientos y les hacemos un corte a la vertical. Quitamos las pepitas. También, pelamos y cortamos el calabacín en daditos y picamos las chalotas.
  6. En una sartén, rehogamos los dados de calabacín unos tres minutos y las chalotas picadas, con sal y pimienta, otros tres. Reservamos.
  7. En una bandeja de horno colocamos los pimientos abiertos e introducimos por el corte una primera capa de bechamel. A continuación, echamos una capa de avellanas picadas y otra de calabacín y chalota picada. Volvemos a tapar con una nueva capa de bechamel. Rematamos con unas láminas de mozzarella y con el parmesano rayado.
  8. Horneamos durante 30 minutos.

¡¡¡Que aproveche!!!

Caldo Emiliana

Caldo emiliana
Caldo emiliana

 

Ya han quedado atrás las fiestas, las comilonas, los empachos, la resaca (al menos de forma habitual) y los días de descanso. Ya pasó la Navidad. Para amenizar y facilitar la vuelta a la rutina y la lucha que comienza ahora contra las consecuencias de los excesos navideños, os propongo un caldito como Dios manda, de esos que hacían las abuelas, en este caso las italianas, y que reconfortan a cualquier persona, en cualquier circunstancia.

INGREDIENTES

  • 1.5 litros de caldo de pollo
  • 30 gr de pan rallado
  • 30 gr de queso parmesano
  • 1 cucharilla de harina
  • 1 huevo
  • 20 gr de mantequilla
  • Nuez moscada
  • Perejil picado
  • Sal y pimienta

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 7 euros (si tuvieras que comprar todos los ingredientes)

  1. Ponemos a hervir el caldo de pollo en una cacerola.
  2. En un bol a parte mezclamos el pan rallado, el queso parmesano, la harina, la mantequilla, el huevo batido, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Removemos y amasamos estos ingredientes hasta lograr que la masa quede homogénea.
  3. Ponemos la pasta en un pasapurés o en un chino y lo colocamos encima de la cacerola que contenga el caldo de pollo hirviendo. Vamos pasando la pasta para que vaya cayendo en el caldo con forma de pequeños cilindros.
  4. Dejamos cocer a fuego lento durante 2 minutos hasta que las pastitas se pongan a flotar en el caldo.
  5. Terminamos con un poco de perejil picado.

¡¡¡Que aproveche!!!

Couscous con verdura

Couscous de verdura
Couscous con verdura

Ya están aquí las Navidades, sinónimo de excesos gastronómica y económicamente hablando. Por eso, os propongo una receta sencilla, sana y barata para compensar este sinvivir de comilonas y gastos. Por cierto, es 100% vegetariana.

INGREDIENTES

  • 200 gr couscous
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 calabacín
  • 150 gr de garbanzos cocidos
  • 1 diente de ajo
  • Jengibre en polvo
  • Canela
  • Cilantro fresco
  • Aceite de oliva

¿Cuánto cuesta preparar esta receta? 6 euros aprox.

  1. Picamos la cebolla. Pelamos y cortamos la zanahoria en rodajas. Sofreímos la zanahoria y la cebolla en una cacerola.
  2. Cuando se hayan ablandado, añadimos el ajo picado, el jengibre y la canela. Dejamos rehogar dos minutillos.
  3. Añadimos los garbanzos cocidos y el calabacín picado. Dejamos rehogar 10 minutos más.
  4. Mientras tanto, vamos preparando el couscous: ponemos la sémola en seco en un colador y echamos agua hirviendo por encima. Removemos la sémola empapada con un tenedor para que no se nos apelmacen los granos.
  5. Emplatamos colocando una base de couscous con las verduras por encima. Terminamos con un poco de cilantro fresco picado por encima.

¡¡¡Que aproveche!!!

Otra manera más de preparar calabacín…

Otra forma de preparar el calabacín
Otra forma de preparar el calabacín

No soy vegetariana, aunque las verduras constituyen el elemento principal de mi dieta porque me encantan. Cuando oigo a gente decir que la dieta vegetariana es aburrida y poco variada, conviene recordar que la diferencia de sabores entre dos tipos de carne es menos evidente que la que puede haber dos verduras (pavo-pollo; berenjena-espárrago, por ejemplo). Lo bueno de las verduras es que son unos alimentos de lo más agradecido, que alegran y dan color a cualquier plato y que te permiten una variedad de combinaciones infinita. Moraleja del día: nunca subestimes el poder de un calabacín.

INGREDIENTES

  • 1 kg de calabacín
  • 500 gr de tomates
  • 3 cucharadas de aceite
  • Sal
  • 1 cucharilla de pimentón
  • 1/2 cucharilla de comino
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de zumo de limón

¿Cuánto cuesta preparar esta receta? 5 euros aprox.

  1. Pelar y trocear en daditos los tomates. Los ponemos a cocer en una olla.
  2. Añadimos el aceite, la sal, el pimentón, el comino, el ajo picado y el zumo de limón. Lo mezclamos todo, tapamos la olla y dejamos que se haga a fuego medio removiendo de mez en cuando.
  3. Añadimos el calabacín, tapamos de nuevo y bajamos el fuego. Dejamos cocer hasta que se evapore casi todo el agua del tomate, corregimos de sal y servimos caliente. Se puede acompañar con arroz o comerlo tal cuál como si fuera pisto.

¡¡¡Que aproveche!!!

Ensalada de pera y nueces

Ensalada de pera y nueces
Ensalada de pera y nueces

Vuelta al cole y vuelta al blog. El verano todavía no se ha ido pero la playa y las vacaciones ya quedan lejos. Y qué mejor consuelo para ello que meterse en la cocina a ahogar las penas. Esta receta es perfecta para la ocasión porque está justo a caballo entre el verano y lo que se nos viene encima: el otoño, al que siempre nos cuesta tanto dar la bienvenida.

INGREDIENTES

  • Lechuga
  • 1 pera
  • 1 chalota (o cebolla francesa)
  • 100 gr de nueces
  • 2 cucharadas de miel
  • 60 gr de queso parmesano
  • El zumo de ½ limón
  • 4 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1 cucharada de vinagre
  • Sal y pimienta

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 11 euros aprox.

  1. Partimos la pera por la mitad. La pelamos, la descorazonamos y la cortamos en finas láminas con la ayuda de una mandolina o de un pelador.
  2. Rociamos las láminas de pera con el zumo de limón y mezclamos. Reservar.
  3. Pelamos y picamos la chalota. La dejamos reposar en un cuenco con el vinagre y la miel durante 10 minutos.
  4. Sazonamos la chalota marinada con sal y pimienta. Añadimos el aceite y emulsionamos.
  5. Incorporamos esta vinagreta a la ensaladera en la que hemos dejado reposando la pera. Espolvoreamos con el perejil picado.
  6. Para emplatar: ponemos una base de lechuga y por encima la pera. Terminamos con las nueces y el queso parmesano.

¡¡¡Que aproveche!!!

Crema de coliflor

Crema de coliflor con olivada

Después de un mes de pingo por Francia y sus rutas ciclistas, paso por Madrid para preparar una crema de coliflor muy apta para operaciones bikini y comidas veraniegas y ligeras. Fácil, sencilla y para toda la familia. Aunque a algunos todavía les cueste encontrarle la gracia a la coliflor…ya verás como esta crema es una buena manera para empezar una bonita historia de amor con esta verdura.

INGREDIENTES

  • 1 coliflor grande
  • 4 patatas medianas
  • 2 cebollas
  • 2 litros de caldo de pollo
  • 200 ml de vino blanco
  • 100 gr de aceitunas negras
  • 100 gr de queso cremoso
  • 50 gr de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 10 euros aprox

  1. Picamos la cebolla y la rehogamos a fuego lento con la mantequilla y con un chorrito de aceite de oliva. Dejamos que se haga durante 35 minutos hasta que la cebolla se deshaga.
  2. Rocíamos con el vino blanco y dejamos que se evapore un poco. Mientras, pelamos y cortamos las patatas en trozos medianos. Añadimos el caldo de pollo y las patatas troceadas. Tapamos y dejamos cocer 10-12 minutos.
  3. Añadimos la coliflor y dejamos cocer 8 minutos más (hasta que veamos que las patatas están cocidas). Para aseguirarnos de que lo están simplemente hay que pincharlas con un cuchillo y comprobar que estén tiernas.
  4. Para preparar la olivada, deshuesamos las aceitunas negras y las trituramos. Vamos añadiendo 50 ml de aceite de oliva muy poquito a poco mientras removemos el picadillo de aceitunas con un tenedor. El objetivo es que quede líquido pero que se sigan viendo los trozos de aceituna.
  5. Trituramos la coliflor con las patatas y el caldo de cocción. Si queda demasiado espeso podemos añadirle un poco más de caldo de pollo; si queda demasiado líquido lo dejamos un rato más al fugo, sin la tapa, para que reduzca. Dejamos reposar.
  6. Pasamos la crema por el chino para que quede más suave. Añadimos el queso cremoso y corregimos de sal.
  7. Servimos la crema y la rematamos con un chorrito de olivada para que nos quede de rechupete.

¡¡¡Que aproveche!!!

Esta receta es una crema de coliflor ‘deluxe’ de El Comidista que viene con ‘huevas de trucha’ incluídas.

Magdalenas de melocotón

Magdalenas de melocotón
Magdalenas de melocotón

Estas son unas magdalenas de la abuela en toda regla, unas magdalenas de esas que hacen que el desayuno o la merienda te sepan mejor por la satisfacción y el orgullo de habertelo currado, una receta de esas que hacen que huela toda la casa y la calle a dulce y a panadería cuando las horneas. ¿Necesitas algún argumento más para ponerte a ello?

INGREDIENTES

  • 75 gr de mantequilla
  • 130 gr de azúcar
  • 50 gr de harina
  • 50 gr de almendras en polvo
  • 4 claras de huevo
  • 5 albaricoques secos
  • Agua
  • 2 melocotones en almíbar
  • Sal

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 9 euros aprox.

  1. Derretimos la mantequilla en un cazo a fuego lento hasta que coja un tono dorado. Retiramos del fuego.
  2. Mezclamos el azúcar, la harina tamizada, las almendras y la sal en un bol.
  3. Cuando esté bien mezclado, incorporamos las claras de huevo (sin montar), la mantequilla que habíamos dorado, los albaricoques secos cortados en daditos y tres cucharadas de agua.
  4. Mezclamos bien todos los ingredientes y dejamos reposar en la nevera durante 15 minutos.
  5. Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos los moldes en los que vayamos a hornear las madgalenas.
  6. Cortamos los melocotones en almíbar en daditos pequeños.
  7. Vertemos la mesa en moldes individuales y le añadimos dos o tres daditos de melocotón en almíbar a cada molde.
  8. Horneamos durante 12-15 minutos.
  9. Comprobamos la cocción pinchando las magdalenas con un cuchillo (si sale limpio de masa, están listas). Las sacamos del horno y dejamos que enfríen un poco antes de desmoldar. Acompañamos con café, té, zumo o lo que nos apetezca beber.

¡¡¡Que aproveche!!!