Bizcocho de arándanos

Bizcocho de arándanos
Bizcocho de arándanos

INGREDIENTES

  • 4 huevos
  • 200 gr de arándanos
  • 500 gr de harina
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 250 gr de azúcar
  • 1/2 cucharilla de bicarbonato
  • 225 gr de mantequilla
  • 100 ml de nata
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharada de sal
  • Aceite de girasol

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 11 euros aprox

  1. Mezclar la harina tamizada, el bicarbonato y la sal
  2. Derretir ligeramente la mantequilla en el microondas y batirla con el azúcar hasta obtener una crema.
  3. Cuando esté lisa la crema, vamos añadiendo uno a uno los huevos, batiendo la mezcla después de cada uno.
  4. Agregamos el extracto de vainilla y volvemos a mezclar.
  5. Incorporamos la mezcla de la harina que habíamos reservado. Batimos para que se integre bien la masa.
  6. Añadimos la nata y volvemos a batirlo todo.
  7. Precalentamos el horno a 180º y engrasamos el molde con un poco de aceite de girasol.
  8. Lavamos los arándanos y los secamos bien. Los añadimos a la masa y mezclamos delicadamente.
  9. Volcamos la masa en el molde engrasado y horneamos entre 30 y 40 minutos. Para saber si está hecha o no la masa del bizcocho, vamos introduciendo un cuchillo afilado hasta que salga limpio.
  10. Sacamos del horno y dejamos enfriar.

¡¡¡Que aproveche!!!

Bizcocho con almíbar de mango y canela

Bizcocho con almíbar de mango y canela
Bizcocho con almíbar de mango y canela

¿Hay algo más perfecto que un bizcochito? La respuesta en sí: un bizcocho en almíbar con helado (¡toma ya!). El almíbar le da ese toque jugoso que, a veces, le falta a algunos bizcochos (de ahí que acostumbremos a mojarlos en leche, cafés o colacaos varios); y el helado nos da el frescor que tanto echamos en falta en estos días en los que aprieta el calor. ¿No vamo o no quedamo?

INGREDIENTES (para 6 bizcochitos)

  • 6 huevos
  • 150 gr de harina
  • 500 gr de azúcar
  • 500 gr de agua
  • 1 rama de canela
  • 70 gr de mango seco
  • 1 limón
  • Helado de café
  • Mantequilla
  • Mango fresco y chocolate negro (en tableta o en sirope) – opcional

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 10 euros aprox.

  1. Separamos las claras y las yemas de los huevos. Batimos las claras con 150 gr de azúcar, hasta que se monten.
  2. Una vez montadas, añadimos las yemas y la harina, con cuidado para que no se bajen las claras.
  3. Untamos un molde con mantequilla y horneamos la mezcla a 180º durante 20 min (o hasta que salga el cuchillo limpio). Una vez horneamos dejamos que se enfríe y vamos preparando el almíbar.
  4. En un cazo, calentamos el agua, 350 gr de azúcar, la rama de canela, el mango seco y la cáscara del limón. Dejamos que hierva y apagamos el fuego. Reservamos. Antes de que se enfríe, retiramos la cáscara de limón y la rama de canela y lo trituramos con la turmix.
  5. Mientras, cortamos los bizcochos con un corta pastas para que queden redonditos o con la forma que nosotros queramos darle.
  6. Introducimos los bizcochos en el almíbar y los dejamos a remojo un día hasta que queden bien empapados. Los sacamos, los dejamos escurrir unos minutos y los servimos con  una bola de helado de café. Podéis decorar el bizcocho con unos trocitos de mango natural y un poco de chocolate negro (en trocitos o en sirope)

©Foto: Celia Cueto

Espuma de caramelo con chocolate y nueces

Espuma de caramelo
Espuma de caramelo

Teniendo en cuenta que el grueso de la operación bikini ya está al acecho nos quedan pocos días para dar rienda suelta a nuestra vena más golosa. Podéis aprovechar para despediros de los excesos del invierno con este postre de caramelo, chocolate y frutos secos.

INGREDIENTES

  • 1 sifón de ½ litro con dos cargas (yo compré el mío en ‘Los Utensilios del Chef‘)
  • 320 ml de nata líquida
  • 4 yemas de huevo
  • 90 ml de leche entera
  • 60 gr de azúcar
  • Nueces
  • Sirope de chocolate
  • Helado de caramelo (opcional: para los más golosos).

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 7 euros aprox.

  1. Lo primero es preparar el caramelo. Para ello, ponemos el azúcar a calentar en un cazo a fuego lento y no dejamos de remover hasta que consigamos un caramelo oscuro.
  2. Mezclamos la leche y la nata y lo ponemos a calentar también. Una vez caliente se lo añadimos al caramelo y dejamos cocer a fuego lento durante 5 minutos, hasta conseguir una mezcla líquida y homogénea. Cuando sea así, retiramos del fuego. En este punto es importante el hecho de que la leche y la nata estén calientes para que el caramelo se disuelva más fácilmente.
  3. Separamos las yemas de los huevos y las batimos. Incorporamos la mezcla de leche, nata y caramelo a las yemas (poco a poco)
  4. Volvemos a poner a fuego lento toda la mezcla y lo calentamos sin que llegue a hervir.
  5. Apagamos el fuego y pasamos la crema por un colador fino.
  6. Introducimos la crema en el sifón y cargamos con el aire. Dejamos enfriar en la nevera durante dos horas. Si no sabes utilizar un sifón puedes aprender rápidamente con este vídeo.
  7. Antes de servir, es importante agitar bien el sifón. Servimos la espuma en un vaso ancho y terminamos con unas nueces machacadas y un chorro de sirope de chocolate. Para los más golosos, podemos añadir una base de helado de caramelo (lo compramos de bote) antes de poner la espuma.

¡¡¡Que aproveche!!!

Más recetas como esta en “La Cocina de la Familia” de Ferrán Adriá.

 

 

Croque-madame

Croque madame
Croque madame

Más de un mes sin pasar por aquí. Señal de que he estado ocupada ya que no han sido pocos los cambios y novedades que han pasado por mi vida en estas últimas semanas. Por eso, retomamos el ritmo con calma. Casa nueva, vida nueva…y como siempre que hay una mudanza de por medio escasean los cachibaches en la cocina. Como su nombre indica, el croque-madame es la pareja del croque-monsieur. La diferencia que hay entre los dos es el huevo frito. Estamos hablando del tradicional sandwich mixto pero en su versión francesa (por el gruyère). Lo bueno del croque-madame es que no necesitas más que una sartén en la que tostar pan y freír un huevo. He aquí una receta para recién mudados.

INGREDIENTES

  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 15 gr de mantequilla
  • 1 loncha de gruyère
  • 1 loncha de jamón
  • 1 huevo
  • Opción para acompañar: rúcula y tomate.

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 5 euros aprox.

  1. Con un molde pequeño o con un cuchillo hacemos un agujero del tamaño de la yema de un huevo frito en una de las dos rebanadas de pan.
  2. En la rebanada que no tiene agujero, colocamos la loncha de gruyère y la de jamón.
  3. Hacemos un huevo frito (a estas alturas espero que todos tengamos claro como hacerlo)
  4. Untamos la mantequilla en las rebanadas de pan (por fuera).
  5. Tostamos en la sartén la rebanada que lleva el queso y el jamón por el lado en el que hemos untado la mantequilla.
  6. Tostamos en la sartén la rebanada que tiene el agujero por el lado untado de mantequilla.
  7. Montamos el sándwich colocando el huevo arriba y tapando con la rebanada agujereada. Podemos acompañarlo con una ensalada verde de rúcula y tomate.

¡¡¡Que aproveche!!!

Magdalenas de melocotón

Magdalenas de melocotón
Magdalenas de melocotón

Estas son unas magdalenas de la abuela en toda regla, unas magdalenas de esas que hacen que el desayuno o la merienda te sepan mejor por la satisfacción y el orgullo de habertelo currado, una receta de esas que hacen que huela toda la casa y la calle a dulce y a panadería cuando las horneas. ¿Necesitas algún argumento más para ponerte a ello?

INGREDIENTES

  • 75 gr de mantequilla
  • 130 gr de azúcar
  • 50 gr de harina
  • 50 gr de almendras en polvo
  • 4 claras de huevo
  • 5 albaricoques secos
  • Agua
  • 2 melocotones en almíbar
  • Sal

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 9 euros aprox.

  1. Derretimos la mantequilla en un cazo a fuego lento hasta que coja un tono dorado. Retiramos del fuego.
  2. Mezclamos el azúcar, la harina tamizada, las almendras y la sal en un bol.
  3. Cuando esté bien mezclado, incorporamos las claras de huevo (sin montar), la mantequilla que habíamos dorado, los albaricoques secos cortados en daditos y tres cucharadas de agua.
  4. Mezclamos bien todos los ingredientes y dejamos reposar en la nevera durante 15 minutos.
  5. Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos los moldes en los que vayamos a hornear las madgalenas.
  6. Cortamos los melocotones en almíbar en daditos pequeños.
  7. Vertemos la mesa en moldes individuales y le añadimos dos o tres daditos de melocotón en almíbar a cada molde.
  8. Horneamos durante 12-15 minutos.
  9. Comprobamos la cocción pinchando las magdalenas con un cuchillo (si sale limpio de masa, están listas). Las sacamos del horno y dejamos que enfríen un poco antes de desmoldar. Acompañamos con café, té, zumo o lo que nos apetezca beber.

¡¡¡Que aproveche!!!

Operación tortitas

Tortitas con sirope de chocolate y fresas
Tortitas con sirope de chocolate y fresas

Terminada la operación bikini, la operación retorno, la operación paso del estrecho…y otras múltiples operaciones características del verano que he vivido este año, ha terminado la estación del sol, la playa, y el gazpacho. Llega el otoño y con él no solo la temida vuelta a la rutina si no también la incertidumbre, como en mi caso, para muchos recién licenciados que se preguntan qué va a ser de ellos a partir de ahora. Despreocupados en verano gracias al efecto balsámico de las vacaciones, octubre se asoma a la vuelta de la esquina y muchos nos damos cuentas que terminadas las vacaciones seguimos estando como en junio, es decir, en paro. Por eso, he decidido entregarme en cuerpo y alma a la primera “operación” de este otoño 2013: la “Operación Tortitas”. Dícese de esa merienda/desayuno/postre en el que decides olvidar tus penas con fresas, nata y chocolate.

INGREDIENTES

  • 120 gr de harina de trigo
  • 2 huevos
  • 1,5 cucharaditas de levadura en polvo
  • 200 ml de leche
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Fresas, nata o chocolate…cualquier pecado/capricho vale para acompañarlas.
  1. Mezclamos en un cuenco la harina con la levadura. Hacemos un hueco en el centro de la harina y ponemos los dos huevos. Batimos bien y añadimos la leche mientras seguimos batiendo hasta que la leche se haya mezclado y la masa coja buena consistencia: suave, cremosa y con alguna que otra burbuja. Añadimos  dos cucharaditas de aceite.
  2. Cuando tengamos hecha la masa, calentamos la sartén y derretimos un poquito de mantequilla en ella.
  3. Vamos vertiendo la masa en la sartén de cucharada en cucharada. Cuánta más cantidad echemos más grande será nuestra tortita y viceversa.
  4. Cuando aparezcan burbujitas, despegamos los bordes con la ayuda de una espátula para comprobar si la parte de abajo está doradita. Luego, le damos la vuelta a la tortita y dejamos que se haga por el otro lado. Y así, sucesivamente.
  5. Una vez preparadas las tortitas, damos rienda suelta a los antojos para acompañarlas con fresas, natas, sirope de chocolate, helado, azúcar glas, sirope de arce…etc

¡¡¡¡Que aproveche!!!!!

Magdalenas de plátano con pepitas de chocolate

Magdalenas de plátano
Magdalenas de plátano

Septiembre sin vueltas al cole de por medio es como un verano sin gazpacho…nos falta algo. Eso le ha pasado este año a mi madre. Sus tres polluelos se han hecho mayores y el pequeño se ha marchado ya a estudiar a la otra punta del mundo, San Francisco. Para ella, se acabaron las vueltas al cole: forrar los libros, comprar mochilas y preparar las meriendas del recreo. Pero, para las madres (¡y padres!) que todavía tengan esta tarea pendiente por las mañanas: unas magdalenas de plátano que se hacen en un pis-pas y que harán furor en los patios de recreo.

INGREDIENTES

  • 275 gr de harina de trigo
  • 1 puñado de pepitas de chocolate
  • 2 cucharadas de levadura en polvo
  • 80 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 3 plátanos grandes y maduros
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 100 gr de nata líquida
  • 100 gr de mantequilla fundida
  • 10-12 moldes
  1. En un bol grande, mezclamos la harina, la levadura, el azúcar, el huevo, el plátano troceado, la vainilla, la nata líquida y la mantequilla. Pasamos todo por la batidora hasta que nos quede una masa sin grumos. Hasta aquí esto se puede guardar en la nevera y reservarlo hasta que llegue el momento de hacer las magdalenas (se pueden hacer en el momento o esperar al día siguiente).
  2. Cuando vayamos a prepararlas, calentamos el horno a 180º y engrasamos los moldes de las magdalenas para que no se nos queden pegadas. Añadimos las pepitas de chocolate a la masa y la vamos repartiendo en los diferentes moldes.
  3. Horneamos unos 20 minutos hasta que se van dorando por arriba. La prueba del algodón la sabéis: clavamos un cuchillo en la magdalena y si sale limpio, se pueden sacar.

Brunch, una forma anglosajona de entender la vida

El Brunch es una palabra formada por la unión de otras dos palabras: breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo), y como su nombre indica significa precisamente eso: una comida a medio camino entre el desayuno y el almuerzo (es decir, entre las 11h y las 16h). Aunque su origen es británico, el brunch es una costumbre muy típica en Estados Unidos,  donde los domingos y festivos se suele dedicar buena parte de la mañana a reunirse en torno a esta peculiar y copiosa comida. En Madrid también se ha importado esta costumbre y ya existen varios sitios donde poder probar los mejores Brunch de la capital.

Lo que está claro es que si necesitas empezar el día con una buena dosis de energía (y calorías) para salir de casa con las pilas cargadas, ésta receta es perfecta para tí.

Brunch americano

Ingrdientes

  • 100 gr de alubias de bote
  • 2 champiñones
  • 1 filete de lomo de cerdo
  • 1 tomate cortado en rodajas
  • 100 gr de patatas cocidas cortadas en rodajas
  1. En una cazuela, calentar a fuego lento las alubias (también puede calentarse en el microondas)
  2. Hornear los champiñones (5 minutos aprox)
  3. En una sartén a fuego medio freír el filete y las rodajas de tomate (vuelta y vuelta) con muy poquito aceite
  4. En la misma sartén pasamos las rodajas de patata para que cojan saborcillo y se calienten (hasta que queden doraditas)
  5. En un plato, colocar todos los ingredientes y disfrutar de un desayuno como Dios manda.

Tortitas de plátano

Madrid bajo la lluvia. Es decir, día perfecto para comer tortitas. Y si le damos un toque diferente con plátano…mejor que mejor. Eso sí, el chocolate que no falte porque un día gris, lluvioso y triste siempre puede quedar solucionado con una buena dosis de chocolate.

Ingredientes

  • 1 plátano
  • 50 gr de harina
  • Levadura
  • Bicarbonato de sodio
  • Sal
  • Azúcar
  • 1 Huevo
  • Mantequilla
  • Sirope de chocolate
  • Mantequilla
  • Leche entera
  1. En un bol, mezclar la harina, media cucharilla de levadura, media cucharilla de bicarbonato de sodio, una pizca de sal y media cucharilla de azúcar. Reservar.
  2. Cortar el plátano por la mitad: cortar una mitad en daditos y la otra en rodajas.
  3. En otro bol batir la clara del huevo hasta que se haga ‘nieve’
  4. En una jarra de mediciones derretir una cucharilla de mantequilla (en el microondas, por ejemplo). Añadir 150 ml de leche entera, la yema del huevo y los dados de plátano. Batimos la mezcla hasta obtener una crema espesa y lisa.
  5. Vertimos la crema en el bol donde habíamos mezclado los ingredientes ‘secos’ y lo mezclamos todo hasta formar una especie de masa. Incorporar la clara de huevo batida en ‘nieve’.
  6. En una sartén anti adherente untar un poco de mantequilla usando  un papel de cocina.
  7. A fuego medio vamos haciendo las tortitas.
  8. Una vez se nos haya terminado la masa y tengamos todos los pancakes hechos, los regamos con sirope de chocolate y utilizamos las rodajas de plátano para decorar.
Tortitas de plátano con sirope de chocolate

Huevos benedictinos light

¡Buenos y lluviosos días! La receta que os propongo hoy es un antojito fácil y rápido para darle sabor y color a este otoño que se avecina y que, a muchos, nos ha pillado por sorpresa esta mañana. Cualquiera puede prepararlo en casa y los ingredientes pueden variar según los gustos de cada uno.

Es una versión light de una receta archiconocida: los Huevos Benedictinos, un plato que se compone de dos mitades de bagel cubiertos con bacon y huevos escalfados. La clave de la receta original está en la salsa holandesa con la que se cubre el huevo. Y ese es precisamente el cambio que se impone si se pretende preparar una versión light de esta popular receta.

Mientras horneo esta entrada, os dejo una foto (para ir abriendo el apetito) y los ingredientes que se necesitan para una receta digna de la operación bikini otoñal.

Huevos Benedictinos Light

Ingredientes

  • 2 lonchas de bacon
  • 1 tomate cortado en rodajas
  • 1 bagel cortado por la mitad
  • 1 huevo
  • Perejil fresco picado
  • Vinagre
  • Patatas fritas light para acompañar
  1. Poner a hervir un cazo con agua. Cuando esté hirviendo le echamos un chorro de vinagre.
  2. Mientras, freímos las tiras de bacon (1 o 2 minutos de cada lado)
  3. En la misma sartén le damos vuelta y vuelta a las rodajas de tomate
  4. Echamos el huevo en el agua hirviendo y dejar que se escalfe durante 4 minutos
  5. Tostar las dos mitades de bagel
  6. Servir: encima del bagel (primero el bacon, luego el huevo)
  7. Espolvorear con perejil fresco y acompañar con patatas light y las rodajas de tomate.

Podemos hacer una versión vegetariana suprimiendo el bacon y reemplazando por las rodajas de tomate que estaban de acompañamiento.

Si te atreves con esta receta no dudes en enviar tus fotos: se publicarán en esta entrada con un enlace a tu blog o página web. Y, por supuesto…¡que aproveche!