Crema de escalivada con anchoas

Crema de escalivada con anchoas
Crema de escalivada con anchoas

La escalivada es un plato típico, sano y muy rico del la zona del levante español que consiste en asar verduras (normalmente berenjena, pimiento, cebolla y tomate) y servirlas aliñadas para potenciar su sabor más natural. Es un plato bajo en calorías y, por ende, estupendo para incluir en nuestros menús de confinamiento. La receta que os propongo hoy es un aperitivo que revisita la escalivada tradicional combinándola con anchoa pero, si algun@ tiene algún tipo de resquemor con ellas, puede hacerla igual sin incluirlas. E

INGREDIENTES

  • 2 pimientos rojos
  • 2 berenjenas
  • 2 cebollas
  • 125 ml de nata
  • 1 ramita de perejil
  • 1 lata pequeña de anchoas
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Picatostes

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 6€ aprox.

  1. Precalentamos el horno a 220º.
  2. Lavamos y secamos bien las berenjenas y los pimientos; y los pintamos con un buen chorro de aceite de oliva.
  3. Pelamos las cebollas y las cortamos por la mitad.
  4. Metemos las cebollas, los pimientos y las berenjenas en el horno y las asamos 35 min (dándoles la vuelta a mitad de cocción).
  5. Sacamos las verduras del horno y las reservamos tapadas durante media hora (aprox), para que suden.
  6. Pasado ese tiempo, destapamos y pelamos las verduras, retirando las semillas en el caso de los pimientos.
  7. Trituramos los dos pimientos y una cebolla. Añadimos cuatro anchoas, la mitad de la nata y una cucharada de aceite de oliva. Volvemos a triturar hasta que quede fino y reservamos a parte.
  8. En otro cuenco, trituramos las berenjenas y la otra cebolla. Añadimos una pizca de sal, 2 cucharadas de nata y una cucharada de aceite de oliva.
  9. Rellenamos el cuenco en el que vayamos a servir con la crema de pimientos. Por encima rematamos con la de berenjena y repartimos los picatostes, unas hojitas de perejil y un hilo de aceite de oliva para terminar. Y para los amantes de la anchoa, también se puede añadir una para concluir el plato.

¡¡¡Que aproveche!!!

Bacalao a bras

Bacalao a bras
Bacalao a bras

El bacalhau à Brás es una de las recetas insignia de la gastronomía portuguesa. Un plato rápido, fácil de preparar y económicamente asequible para todos. Ideal para sobrevivir a una cuarentena con sabrosura.

INGREDIENTES

  • 400 gr de bacalao seco
  • 500 gr de patata
  • 6 huevos
  • 3 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • Sal y pimienta
  • 3 cucharadas de aceite
  • Perejil
  • Aceitunas negras

¿Cuánto me cuesta preparar este plato? 16€ aprox.

  1. Metemos el bacalao seco en agua la noche anterior para que se desale.
  2. Al día siguiente, le quitamos la piel y las espinas al bacalao y lo desmigamos en trocitos con las manos. También puede comprarse desalado y desmigado pero se pierde un poco la magia.
  3. Pelamos los dientes de ajo y los picamos.
  4. Pelamos las patatas y las cortamos en palitos finos (tipo patatas paja).
  5. Pelamos y cortamos la cebolla en rodajas muy finas.
  6. Ponemos a calentar aceite. Cuando esté muy caliente, echamos las patatas reduciendo progresivamente el fuego hasta que queden fritas y crujientes. Retiramos a un plato con papel absorbente.
  7. Mientras, en una cazuela, ponemos a freír a fuego lento la cebolla y los ajos hasta que la cebolla quede transparente.
  8. En ese momento se echa el bacalao desmigado y se revuelve con una cuchara de madera hasta que se impregne bien del aceite, del ajo y de la cebolla.
  9. Añadimos las patatas y casi al momento los 6 huevos batidos con sal y un poco de pimienta. Revolvemos hasta que el huevo cuaje y quede un poco frito.
  10. Servimos rápidamente con un poco de perejil espolvoreado por encima y unas aceitunas negras picadas a modo de decoración y complemento.

¡¡¡Qué aproveche!!!

Uramaki de salmón, langostino, aguacate y trigueros

Uramaki dragon
Uramaki dragon

INGREDIENTES

  • 400 gr de arroz
  • 200 gr de lomos de salmón
  • 4 langostinos
  • 2 láminas de alga nori
  • 1 aguacate
  • 8 espárragos trigueros
  • 4 cucharadas de huevas de pescado
  • Salsa de soja

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 26€ aprox.

  1. Preparamos el arroz para sushi. Ojo: no vale cualquier arroz. Sigue estas instrucciones.
  2. Limpiar y saltear los espárragos trigueros.
  3. Pelamos el langostino y retiramos las tripas. Los empanamos (rebozados en huevo, harina de tempura y pan rallado), freímos y reservamos.
  4. Envolvemos una esterilla (makisu) en papel film. Colocamos la mitad del alga nori encima de la esterilla y la cubrimos con el arroz, cubriendo la totalidad de su superficie. Le damos la vuelta (con ayuda de la esterilla para que no se rompa el alga; ni se despegue el arroz).
  5. Colocamos sobre la superficie del alga los espárragos trigueros dejando la parte superior un poco sobresaliente.
  6. Cortamos el langostino frito y los colocamos en paralelo a los espárragos, dejando la cola fuera.
  7. Enrollamos el roll con ayuda de nuestra esterilla.
  8. Cortamos el aguacate por la mitad, retiramos el hueso y lo pelamos. Lo cortamos en láminas finas (6 cm de largo por 2,5 cm de ancho).
  9. Cortamos el lomo del salmón en láminas de tamaño similar al del aguacate.
  10. Colocamos las láminas de salmón y aguacate sobre el roll, alternando una y otra hasta cubrir la totalidad de la parte superior.
  11. Volvemos a enrollar con la esterilla para compactar el roll.
  12. Cortamos el roll en trozos regulares.
  13. Decoramos con huevas de pescado.
  14. Acompañamos con salsa de soja y wasabi al gusto.

¡¡¡ Qué aproveche !!!

Más recetas como esta en ‘Sushi y más para torpes‘, de Hung Fai Chiu Chi.

Foto: © Celia Cueto

Ajo blanco con melón

Ajo blanco con melón
Ajo blanco con melón

El ajo blanco es una variante del gazpacho. Una sopa fría muy popular en la cocina andaluza y extremeña que tiene varias variantes según las provincias. La que más lo combina con melón es la versión malagueña, que también suele introducir uvas o manzanas para darle un toque más original al plato.

INGREDIENTES

  • 1 melón pequeño
  • 150 gr de almendras peladas
  • 2 dientes de ajo
  • La miga de una barra de pan.
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 100 ml de aceite de oliva
  • Agua muy fría
  1. Poner la miga de pan en remojo durante 30 minutos, en agua fría.
  2. Con una batidora, trituramos la miga de pan escurrida, el ajo, las almendras, el aceite y el vinagre. ¡Ojo con no pasarse con el vinagre y que quede muy ácido! Es mejor ir echando poco a poco e ir probando.
  3. Cuando esté bien batido, lo colamos (o pasamos por el chino), salpimentamos y dejamos enfriar en la nevera durante 2 horas.
  4. Cuando se vaya a servir, comprobamos la consistencia y corregimos echando agua helada si fuera necesario.
  5. Partimos el melón por la mitad. Con la ayuda de un sacabolas (esa cuchara/instrumento que sirve para hacer bolitas de fruta) vamos sacando bolitas de melón que se incorporan al ajo blanco antes de servir. El melón puede sustituirse por uvas peladas, si se prefiere.
  6. Podemos añadir unos picatostes para darle un toque crujiente utilizando el resto del pan. También le queda bien el jamón ibérico o un poquito de cebollino.

Y para beber…¡un vinito blanco! ¡Que aproveche!

Revuelto de trigueros con panceta, huevo escalfado y setas

Revuelto de trigueros con huevo escalfado y setas
Revuelto de trigueros con huevo escalfado y setas

INGREDIENTES

  • Ajos tiernos
  • Cebolla
  • Panceta
  • Setas
  • Espárragos trigueros
  • Huevos
  • Aceite de oliva
  • Patatas
  • Agua
  • Vinagre de vino
  • Sal
  1. Asar las patatas en el horno
  2. Picamos los ajos tiernos, la cebolla, la panceta y las setas.
  3. En una sartén con aceite de oliva, rehogamos los ajos tiernos, la cebolla, la panceta y las setas.
  4. En una olla a parte, echamos dos litros de agua, una cucharada de vinagre y un poco de sal. Esperamos a que rompa a hervir y escalfamos los huevos (uno por comensal).
  5. Troceamos los espárragos trigueros y los añadimos al rehogado.
  6. Lo mismo con las patatas. Las pelamos, las troceamos y las añadimos al refrito.
  7. Cuando estén todos los ingredientes del refrito tiernos, emplatamos y terminamos con el huevo escalfado encima.

¡Que aproveche!

Puedes encontrar la receta original en el libro “Un país para comérselo” de Imanol Arias y Juan Echanove.

Temakis de langostino y aguacate

Temakis
Temakis de langostino y aguacate

 

En el apasionante mundo de los sushis existen varias recetas. Las más clásicas las conocéis todos: el maki, el california roll, el futomaki y el nigiri…pero existen otras menos populares (aunque cada vez más consumidas), como el Temaki: un sushi enrollado con forma de cono. La base es la misma: el arroz, el alga nori y el pescado (en este caso marisco, ya que usaremos langostino) . Los acompañantes también son los de siempre: la soja, el jengibre y el wasabi. La diferencia más evidente es el tamaño (es complicado comerse un Temaki de un solo bocado)…pero las variaciones de ingredientes que se pueden hacer en su elaboración es, como en los otros casos, infinita. De momento, os propongo este Temaki para principiantes

INGREDIENTES

  • 2 láminas de alga nori
  • 300 gr de arroz para sushi
  • 4 langostinos cocidos
  • 1 aguacate
  • Mayonesa
  • Sésamo
  • Salsa de soja.
  • Jengibre
  • Wasabi

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 11 euros aprox.

  1. Lo primero es preparar el arroz en ‘modo sushi’
  2. Una vez tenemos listo el arroz pelamos el aguacate y le quitamos el hueso. Lo cortamos en tiras. Reservamos.
  3. Cortamos los langostinos en dos de forma longitudinal y aprovechamos para quitarle la tripa del lomo.  Reservamos.
  4. Cortamos el alga nori en dos mitades. Nos ponemos una de las mitades en la palma de la mano y vamos añadiendo el arroz en pequeñas cantiades, empezando por la esquina inferior y yendo hacia arriba. Nos paramos cuando lleguemos a la mitad de la lámina de alga.
  5. Ponemos una cucharilla de mayonesa y las dos mitades del langostino junto con el aguacate.
  6. Cerramos el alga desde la esquina de abajo y la llevamos hasta la línea donde termina el arroz (debe quedar como un triangulo).
  7. A partir de ahí, enrollamos y sellamos el cono humedeciendo el alga con un poco de agua. Si no te ha quedado el proceso de enrollado, puedes mirar este vídeo.
  8. Decoramos espolvoreándolos con unas semillas de sésamo.
  9. Servimos en vaso de chupito con salsa de soja, jengibre y wasabi a parte.

¡¡¡Que aproveche!!!

 

Empanadillas de sardinas con tomate

Empanadillas de sardinas
Empanadillas de sardinas con tomate

Empanadillas…¿quién no ha soñado alguna vez con hacerlas tan bien como las de la panadería…o, mejor aún, las de la abuela? Sí, las empanadillas son un sueño gastroerótico para muchos…pero no son nada fáciles de bordar. Por eso, es mejor no precipitarse y empezar el por el principio: antes de bordar la masa, bordemos el relleno. Y luego ya veremos…

INGREDIENTES

  • Obleas para empanadillas
  • 4 tomates
  • 2 pimientos verdes
  • 1 pimiento rojo
  • 2 cebollas grandes
  • 8 cucharadas de aceite
  • 4 latas de sardinas con tomate
  • 1 huevo

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 10 euros aprox.

  1. Lavar los tomates y los pimientos. Quitarles las semillas y picarlos finamente.
  2. Pelamos y picamos la cebolla también y la rehogamos con el tomate, los pimientos y, por supuesto, el aceite. Dejamos que se sofría todo a fuego lento. (Yo no lo hago, pero si alguien no le gustan los tropezones, puede triturarlo todo cuando esté bien chafado el sofrito)
  3. Colocamos las obleas sobre una superficie enharinada. Las cubrimos con sofrito dejando algo de margen en los bordes. Colocamos una sardina en cada oblea.
  4. Doblamos, cerramos y pintamos con la yema del huevo.
  5. Horneamos a 200º durante unos 20 minutos.

¡¡¡Que aproveche!!!

Caldo de Saigon

Sopa Saigon
Sopa de Saigon

La cosa va de caldos en enero. Si el Caldo Emiliana nos invitaba a reponer fuerzas tras el arduo paso de nuestro cuerpo por las fiestas navideñas, este Caldo Saigon nos incita a retomar las viejas costumbres y pegarnos un viaje gastronómico como Dios manda. Saigon, hoy más conocida como Ho Chi Minh, es la ciudad más grande de Vietnam y está situada al oeste de la desembocadura del río Saigon (de ahí su ex nombre). En este caldo se mezclan algunos de los sabores/ingredientes más reconocibles de la gastronomía vietnamita (o al menos los que más asocian a esta gastronomía los paladares orientales: la lima, el cilantro, la menta, la soja…). Sirva de ejemplo la Sopa Phô Bo, que es mucho más que ‘una sopa de fideos’. A ver qué os parece esta versión…

Abrónchense los cinturones y enciendan los fogones…

INGREDIENTES (para 4 personas)

  • 2 litros de caldo de pollo
  • Pimienta negra
  • Jengibre
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 cucharilla de fish sauce
  • 3 cucharillas de salsa de soja
  • 2 pechugas de pollo
  • 300 gr de fideos de arroz
  • 12 gambas
  • 100 gr de brotes de soja
  • 25 gr de menta
  • 2 cucharadas de cilantro
  • Cebollino
  • 1 pimiento rojo
  • 3 limas

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 20 euros (si tienes que comprar todos los ingredientes, para cuatro personas)

  1. En una olla mezclamos el caldo de pollo, la pimienta negra, el jengibre, el ajo, la cebolla, la fish sauce y la salsa de soja. Dejamos que hierva. Cuando rompa a hervir bajamos el fuego a media temperatura y dejemos que chapotee durante 5 minutos más.
  2. Echamos la pechuga de pollo entera en el caldo. Dejamos cocer 15 minutos más hasta que el pollo quede bien cocido.
  3. Sacamos la pechuga de pollo del caldo y la dejamos enfríar. Cuando esté fría la cortamos en láminas  y dejamos reservado.
  4. Colamos el caldo y lo pasamos a una olla limpia. Salpimentamos al gusto y dejamos que siga cociendose a fuego medio.
  5. Mientras, cocemos los fideos en agua hirviendo durante 6-8 minutos o hasta que veamos que están hechos. Las colamos.
  6. Separamos los fideos en cuatro boles. Añadimos unas láminas de pollo a cada bol.
  7. Echamos las gambas en el caldo que sigue cociendo y las dejamos 2-3 minutos  hasta que estén cocidas en su punto. Las sacamos y se las añadimos a los boles que estamos emplatando.
  8. Rematamos con los brotes de soja, unas hojas de menta y un poco de cilantro.
  9. Terminamos el plato repartiendo el caldo entre los cuatro boles. También podemos añadir un poco de pimiento rojo picado por encima y servir con un gajo de lima para que cada comensal le de el punto de acidez que considere al plato.

¡¡¡Que aproveche!!!

Caldo Emiliana

Caldo emiliana
Caldo emiliana

 

Ya han quedado atrás las fiestas, las comilonas, los empachos, la resaca (al menos de forma habitual) y los días de descanso. Ya pasó la Navidad. Para amenizar y facilitar la vuelta a la rutina y la lucha que comienza ahora contra las consecuencias de los excesos navideños, os propongo un caldito como Dios manda, de esos que hacían las abuelas, en este caso las italianas, y que reconfortan a cualquier persona, en cualquier circunstancia.

INGREDIENTES

  • 1.5 litros de caldo de pollo
  • 30 gr de pan rallado
  • 30 gr de queso parmesano
  • 1 cucharilla de harina
  • 1 huevo
  • 20 gr de mantequilla
  • Nuez moscada
  • Perejil picado
  • Sal y pimienta

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 7 euros (si tuvieras que comprar todos los ingredientes)

  1. Ponemos a hervir el caldo de pollo en una cacerola.
  2. En un bol a parte mezclamos el pan rallado, el queso parmesano, la harina, la mantequilla, el huevo batido, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Removemos y amasamos estos ingredientes hasta lograr que la masa quede homogénea.
  3. Ponemos la pasta en un pasapurés o en un chino y lo colocamos encima de la cacerola que contenga el caldo de pollo hirviendo. Vamos pasando la pasta para que vaya cayendo en el caldo con forma de pequeños cilindros.
  4. Dejamos cocer a fuego lento durante 2 minutos hasta que las pastitas se pongan a flotar en el caldo.
  5. Terminamos con un poco de perejil picado.

¡¡¡Que aproveche!!!

Couscous con verdura

Couscous de verdura
Couscous con verdura

Ya están aquí las Navidades, sinónimo de excesos gastronómica y económicamente hablando. Por eso, os propongo una receta sencilla, sana y barata para compensar este sinvivir de comilonas y gastos. Por cierto, es 100% vegetariana.

INGREDIENTES

  • 200 gr couscous
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 calabacín
  • 150 gr de garbanzos cocidos
  • 1 diente de ajo
  • Jengibre en polvo
  • Canela
  • Cilantro fresco
  • Aceite de oliva

¿Cuánto cuesta preparar esta receta? 6 euros aprox.

  1. Picamos la cebolla. Pelamos y cortamos la zanahoria en rodajas. Sofreímos la zanahoria y la cebolla en una cacerola.
  2. Cuando se hayan ablandado, añadimos el ajo picado, el jengibre y la canela. Dejamos rehogar dos minutillos.
  3. Añadimos los garbanzos cocidos y el calabacín picado. Dejamos rehogar 10 minutos más.
  4. Mientras tanto, vamos preparando el couscous: ponemos la sémola en seco en un colador y echamos agua hirviendo por encima. Removemos la sémola empapada con un tenedor para que no se nos apelmacen los granos.
  5. Emplatamos colocando una base de couscous con las verduras por encima. Terminamos con un poco de cilantro fresco picado por encima.

¡¡¡Que aproveche!!!