Temakis de langostino y aguacate

Temakis
Temakis de langostino y aguacate

 

En el apasionante mundo de los sushis existen varias recetas. Las más clásicas las conocéis todos: el maki, el california roll, el futomaki y el nigiri…pero existen otras menos populares (aunque cada vez más consumidas), como el Temaki: un sushi enrollado con forma de cono. La base es la misma: el arroz, el alga nori y el pescado (en este caso marisco, ya que usaremos langostino) . Los acompañantes también son los de siempre: la soja, el jengibre y el wasabi. La diferencia más evidente es el tamaño (es complicado comerse un Temaki de un solo bocado)…pero las variaciones de ingredientes que se pueden hacer en su elaboración es, como en los otros casos, infinita. De momento, os propongo este Temaki para principiantes

INGREDIENTES

  • 2 láminas de alga nori
  • 300 gr de arroz para sushi
  • 4 langostinos cocidos
  • 1 aguacate
  • Mayonesa
  • Sésamo
  • Salsa de soja.
  • Jengibre
  • Wasabi

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 11 euros aprox.

  1. Lo primero es preparar el arroz en ‘modo sushi’
  2. Una vez tenemos listo el arroz pelamos el aguacate y le quitamos el hueso. Lo cortamos en tiras. Reservamos.
  3. Cortamos los langostinos en dos de forma longitudinal y aprovechamos para quitarle la tripa del lomo.  Reservamos.
  4. Cortamos el alga nori en dos mitades. Nos ponemos una de las mitades en la palma de la mano y vamos añadiendo el arroz en pequeñas cantiades, empezando por la esquina inferior y yendo hacia arriba. Nos paramos cuando lleguemos a la mitad de la lámina de alga.
  5. Ponemos una cucharilla de mayonesa y las dos mitades del langostino junto con el aguacate.
  6. Cerramos el alga desde la esquina de abajo y la llevamos hasta la línea donde termina el arroz (debe quedar como un triangulo).
  7. A partir de ahí, enrollamos y sellamos el cono humedeciendo el alga con un poco de agua. Si no te ha quedado el proceso de enrollado, puedes mirar este vídeo.
  8. Decoramos espolvoreándolos con unas semillas de sésamo.
  9. Servimos en vaso de chupito con salsa de soja, jengibre y wasabi a parte.

¡¡¡Que aproveche!!!

 

Anuncios

Makis de salmón

Makis de salmón
Makis de salmón

Vamos con otra tanda de sushis que hace mucho que no hacemos. En realidad, os presento mis primeros makis. Los hice hace un tiempo pero no los había llegado a subir porque eran un poco feítos. Pero hoy me he despertado de buen humor y he decidido reivindicar la torpeza del principiante que se lanza a preparar sushis para ver si así os animáis a probar. Estos son de los más fáciles y por eso recomendaría que empezaseis por ahi. Luego ya sabéis que una vez que le pilláis el tranquillo las variaciones son infinitas.

INGREDIENTES

  • 400 gr de arroz especial para sushi (¿nos sabes prepararlo? pincha aquí)
  • 240 gr de salmón limpio sin piel ni espinas (en el Carrefour venden piezas de salmón y de atún ya preparadas para el sushi)
  • 4 láminas de alga nori
  • Salsa de soja

MATERIALES

  • Una esterilla de bambú (makisu)
  • Film de plástico para plastificar la esterilla
  • Un cuchillo bien afilado
  1. Lo primero que necesitamos para empezar es tener nuestro arroz cocido y aliñado como se indica arriba.
  2. Una vez tengamos preparado el arroz atacamos el salmón y lo vamos cortando en tiras (tipo patatas fritas pero tan largas como nuestra hoja de alga nori)
  3. Plastificamos nuestra esterilla de bambú para que no se nos quede pegado a ella el arroz. Preparamos además un bol con agua fría para ir mojándonos las manos cada vez que vayamos a tocar el arroz (primero por una cuestión de higiene y segundo porque así evitaremos que se nos pegue el arroz a las manos)
  4. Doblamos el alga nori por la mitad y la cortamos (como si fuera un folio). Ponemos una mitad en la esterilla con la parte rugosa boca arriba. Nos mojamos las manos y cogemos un poco de arroz para ir cubriendo la superficie del alga (hay que tener cuidado y no pasarse porque si hay mucho arroz es probable que el alga no cierre).
  5. Cuando tengamos el alga cubierta de arroz colocamos una tira de salmón en medio y empezamos a enrollarlo con la ayuda de la esterilla. Para cerrar el rollo nos humedecemos un poco el dedo y sellamos.
  6. Con un cuchillo bien afilado cortamos el rollo en pequeños trocitos (tendrían que salir alrededor de seis). Lo mejor es cortarlo primero por la mitad y luego cortar por la mitad cada una de las mitades (parece un trabalenguas, pero verás que si te lo vuelves a leer tiene sentido).
  7. Si nos ha sobrado salmón y arroz y estamos hartos de hacer makis, como en mi caso, podemos hacer nigiris. Solo hay que hacer una bolita con el arroz y darle forma de croqueta para luego colocar por encima una lámina de salmón cortado. ¡Fácil, sencillo y para toda la familia!

¡¡¡Que aproveche!!!

Makis de salmón
Makis de salmón