Pizza Casera…hogar dulce hogar

Hoy me apetece escribir un post casero. Y la razón es muy sencilla: este fin de semana me toca desconectar, este fin de semana voy a recibir mimos de toda mi familia, este fin de semana, …¡me voy a mi casa! Las ganas que tengo de sentir, aunque solo sea durante 48 horas, el calorcito del hogar, me ha animado a lo largo de toda la semana y los madrugones se me han hecho un poquito menos duros.

Y no es para menos, llevo 6 meses esperando ¡Qué poco!, dirán algunos…puede ser, pero para mí ha sido una eternidad, sobre todo si me pongo a pensar que lo más probable es que estas Navidades tenga a los míos un poco más lejos de lo previsto (a lo mejor esto empieza a convertirse en algo normal a partir de ahora, pero la primera vez es la más dura).

Pero, vamos a alejarnos de las malas vibraciones para centrarnos en la receta que es propongo hoy: una pizza de espinacas y huevo, muy fácil de preparar y una auténtica delicia para el paladar (y sin haberlo planeado, me ha salido un pareado).

Pizza con espinacas y huevo

Ingredientes

  • 1 masa para pizza
  • 200 gr de espinacas frescas
  • 1 diente de ajo
  • Concentrado de tomate
  • 1 huevo
  • Sal y Pimienta
  1. Pre calentar el horno a 200ºC
  2. Hornear la masa de pizza un par de minutos para que ‘engorde’ un poco
  3. En una sartén preparar las espinacas: 3-4 minutos con 3 cucharadas de agua. Una vez pochadas, escurrir las espinacas para que pierdan el máximo posible de agua. Dejar que enfríen un poco. ‘Desmigarlas’ para que no queden hojas demasiado grandes.
  4. Añadir el ajo (picado), la sal y la pimienta.
  5. Pintar la masa de pizza con el concentrado de tomate. Añadir las espinacas dejando un hueco en medio donde irá colocado el huevo (todavía no se pone)
  6. Hornear la pizza 5 minutos.
  7. Cascar el huevo y colocarlo en el hueco de la pizza que habíamos dejado para ello.
  8. Hornear la pizza 5-10 minutos hasta que veamos que los bordes están crujientes.
Anuncios

Huevos benedictinos light

¡Buenos y lluviosos días! La receta que os propongo hoy es un antojito fácil y rápido para darle sabor y color a este otoño que se avecina y que, a muchos, nos ha pillado por sorpresa esta mañana. Cualquiera puede prepararlo en casa y los ingredientes pueden variar según los gustos de cada uno.

Es una versión light de una receta archiconocida: los Huevos Benedictinos, un plato que se compone de dos mitades de bagel cubiertos con bacon y huevos escalfados. La clave de la receta original está en la salsa holandesa con la que se cubre el huevo. Y ese es precisamente el cambio que se impone si se pretende preparar una versión light de esta popular receta.

Mientras horneo esta entrada, os dejo una foto (para ir abriendo el apetito) y los ingredientes que se necesitan para una receta digna de la operación bikini otoñal.

Huevos Benedictinos Light

Ingredientes

  • 2 lonchas de bacon
  • 1 tomate cortado en rodajas
  • 1 bagel cortado por la mitad
  • 1 huevo
  • Perejil fresco picado
  • Vinagre
  • Patatas fritas light para acompañar
  1. Poner a hervir un cazo con agua. Cuando esté hirviendo le echamos un chorro de vinagre.
  2. Mientras, freímos las tiras de bacon (1 o 2 minutos de cada lado)
  3. En la misma sartén le damos vuelta y vuelta a las rodajas de tomate
  4. Echamos el huevo en el agua hirviendo y dejar que se escalfe durante 4 minutos
  5. Tostar las dos mitades de bagel
  6. Servir: encima del bagel (primero el bacon, luego el huevo)
  7. Espolvorear con perejil fresco y acompañar con patatas light y las rodajas de tomate.

Podemos hacer una versión vegetariana suprimiendo el bacon y reemplazando por las rodajas de tomate que estaban de acompañamiento.

Si te atreves con esta receta no dudes en enviar tus fotos: se publicarán en esta entrada con un enlace a tu blog o página web. Y, por supuesto…¡que aproveche!