Gazpacho de mi abuela Maruja

Gazpacho de mi abuela Maruja
Gazpacho de mi abuela Maruja
Foto: Celia Cueto

La mía no es una familia especialmente cocinitas por lo que no se exactamente de donde me viene el gusto por la cocina y todo aquello que la rodea. Lo que sí se es que sí tenemos una receta de esas que pasan de generación en generación y que a todos nos recuerda el sabor a casa y a verano. Mi abuela Maruja lo bordaba, mi padre lo clava y yo estoy empezando a pillarle el truco. Lo que hoy comparto con vosotros es un tesoro familiar.

INGREDIENTES

  • 3/4 de barra de pan duro
  • 1 kg de tomates maduros
  • 1 pimiento verde
  • 1 pepino
  • 1/2 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 50 ml de vinagre
  1. Ponemos el pan duro a remojo en una ensaladera.
  2. Cuando esté bien empapado lo pasamos de la ensaladera a otro recipiente en el que vayamos a preparar el gazpacho.
  3. Cortamos los tomates y los añadimos al bol del pan. Añadimos también el pimiento, el pepino troceado y el ajo picado.
  4. Rociamos con el aceite de oliva y un puñadito de sal.
  5. Cogemos la batidora y lo trituramos todo.
  6. Cuando coja consistencia de papilla, dejamos a un lado la batidora y cogemos el chino. Pasamos por el chino todo lo que habíamos tirturado para que el gazpacho vaya cayendo en otro bol. Podemos echar un poquito de agua si vemos que nos está quedando muy espeso.
  7. Una vez pasado por el chino, rocíamos con el vinagre y vamos probando y aderezando al gusto.

¡¡¡Que aproveche!!!

Anuncios

Taboulé

Taboulé
Taboulé
Foto: Celia Cueto

Personal y gastronómicamente hablando, el verano me sabe a gazpacho, salmorejo, salpicones, ensaladas frescas y bien aliñadas… ¡y a taboulé! Este plato frío, que en el Magreb se prepara a base de cuscús (en Oriente próximo se hace con bulgur), también es muy popular en Europa, especialmente en Francia, donde la influencia de la cocina del norte de África está muy presente. El taboulé es un plato ligero y muy versátil, que puede servir de entrada o de plato principal, y que triunfará en cualquier comida veraniega que se precie.

INGREDIENTES

  • 150 g de cuscús
  • 3 tomates
  • 2 cebollas
  • Aceite de oliva
  • Comino
  • Canela
  • Mantequilla
  • Perejil y menta fresca
  • Sal y pimienta
  1. Para empezar cocemos el cuscús como venga indicado en el paquete por el fabricante. La forma más común es poner a hervir la misma cantidad de agua que lo que vayamos a hacer de cuscús (para 150 gramos, 150 mililitros), con un poco de sal y aceite de oliva.
  2. En cuanto hierva, añadimos el cuscús y dejamos reposar para que la sémola absorba el agua. Luego, con un tenedor añadimos la mantequilla y desmenuzamos el cuscús para que no se formen grumos (¡repito que esto suele venir muy bien explicado en el paquete de cuscús que compremos en cualquier supermercado).
  3. Mientras dejamos enfriar el cuscús, lavamos y cortamos los tomates en daditosSalpimentamos y le añadimos un poco de canela y comino.
  4. Pelamos y picamos fino la cebolla. Picamos también las hojas de menta y perejil.
  5. Mezclamos el cuscús, el tomate, la cebolla y las hierbas picadas.
  6. Aliñamos con zumo de limón y un buen chorro de aceite de oliva.

¡¡¡Que aproveche!!!