Alcachofas con tomate

Alcachofas con tomate
Alcachofas con tomate
© Celia Cueto Fotografía

Las alcachofas son mi antojo estrella en este periodo pre-primaveral. Aunque no tengáis a mano las de Benicarló, os invito a que experimentéis con esta verdura porque da muchísimo juego a la hora de preparar todo tipo de platos: fríos (en ensalada o confitadas) calientes (acompañando todo tipo de carnes y pescados), entrantes (fritas y con salsa Romesco están que te mueres), platos principales (con taquitos de jamón por no complicarse). Y porque no me lo he propuesto pero seguro que salen hasta postres…todo es ponerse.

INGREDIENTES

  • 1kg de alcachofas
  • El zumo de ½ limón
  • 500gr de tomates
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ cucharilla de comino
  • 1 cucharilla de pimentón
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Aceitunas
  • Un ramito de cilantro fresco
  1. Pon a calentar una olla con agua, sal y el zumo de medio limón. Mientras, pela las alcachofas hasta quedarte solo con los corazones y las hojas que les rodean (se reconocen fácilmente porque son más blancas y más finas). Pelamos un poco el tallo y cortamos la punta de las hojas si vemos que están negras. Las metemos en el agua caliente y las tapamos con un plato para que no floten y no estén en contacto con el aire. Las dejamos unos 20 minutos desde que empieza a hervir y vamos pinchándolas con un cuchillo hasta que comprobemos que están cocidas. Puedes ahorrarte este paso comprando corazones de alcachofa de bote que te facilitarán bastante la vida…pero claro el sabor no tiene nada que ver.
  2. Mientras se cuecen las alcachofas pelamos y rallamos los tomates. En una cazuela a fuego medio mezclamos el tomate rallado con un buen chorro de aceite de oliva, el comino, el pimentón, el ajo y el ramo de cilantro tal cual. Salpimentamos.
  3. Cuando estén listas las alcachofas, les cortamos el tallo y las metemos en la cazuela con el resto de los ingredientes. Tapamos y dejamos cocer hasta que espese la salsa.
  4. Antes de servir, sacamos el ramo de cilantro y añadimos las aceitunas.

¡¡¡Que aproveche!!!

Samosas de morcilla con salsa de miel

Samosas de morcilla con salsa de miel
Samosas de morcilla con salsa de miel

Antes de empezar como Dios manda la operación bikini, ¿por qué no nos damos un caprichito?

INGREDIENTES

  • 1 morcilla de cebolla
  • 1 paquete de pasta brick
  • 1 clara de huevo
  • 100 ml de miel
  • El zumo de medio limón
  • Agua
  • Aceite de girasol
  1. Desmenuzamos la morcilla.
  2. Estiramos la masa brick y la cortamos en tiras rectangulares anchitas. Dejando un par de dedos desde el borde de uno de los extremos colocamos un poco de morcilla y vamos doblando la masa en forma de triángulo (llevando la esquina en la que está el relleno hacia el lado opuesto) hasta sellar los bordes (si no se pegan bien lo pintamos con un poco de clara de huevo).
  3. Ponemos a calentar aceite de girasol para freír en una sartén los triángulos (o samosas)
  4. Mientras, podemos ir preparando la salsa de miel. Solo tenemos que poner la miel con poquito de agua y el zumo de limón y dejar que hierva.
  5. Vamos friendo los triángulos de morcilla hasta que estén doraditos. Los vamos dejando en una fuente con papel de cocina para que absorba el aceite. Los servimos con la salsa de miel.

¡¡¡Que aproveche!!!

Tosta de champiñones con tomates cherry

Tosta de champiñones con tomates cherry
Tosta de champiñones con tomates cherry

Esta semana celebro el buen tiempo que está haciendo en Madrid con una receta de lo más primaveral.

INGREDIENTES

  • 10 champiñones
  • 8 tomates cherry
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 2 dientes de ajo
  • 2 rebanadas de pan
  • Crema de queso para untar
  • Pimienta negra
  1. Precalentamos el horno a 200º.
  2. Lavamos los champiñones y les cortamos los tallos. Cortamos los tomates cherry por la mitad. Colocamos ambos ingredientes en una bandeja que pueda meterse en el horno. Por encima, les echamos un buen chorro de aceite y otro de salsa de soja, un buen puñado de orégano y otro de perejil. Rematamos con el ajo picado y poco de pimienta negra.
  3. Cuando el horno esté caliente, metemos la bandeja y dejamos hornear 10 minutos hasta que veamos que tanto los tomates como los champiñones están hechos.
  4. Antes de servir, tostamos las rebanadas de pan y las untamos con crema de queso.
  5. Cuando estén listas las verduritas al horno las colocamos sobre las tostadas. Servimos caliente.

¡¡¡Que aproveche!!!

Más recetas como esta en “Mis recetas caseras, por Mary McCartney

Rollitos de atún con aguacate

Rollitos de atún con aguacate
Rollitos de atún con aguacate

Hace unas semanas estuve en un curso de cocina en la Escuela de Chema de Isidro para aprender a preparar sushis como dios manda. (Si os gusta y os apetece os lo recomiendo. Se pueden conseguir cupones a través de webs tipo Groupon o Tuttodeal para que el curso te salga por el módico precio de 19 euros). Además, una vez que asistes a un curso ya se te considera antiguo alumno y todos los demás cursos que quieras hacer te salen por 19 euros también.

Una de las cosas que allí nos explicaron es que el sushi es algo así como “arroz con cosas”. Os podréis imaginar que dentro del término ‘cosas’ cabe prácticamente cualquier ingrediente que sea comestible. Nos recomendaron que experimentáramos y que nos saliésemos del alga/salmón/arroz sin miedo alguno. Por eso, siguiendo esos consejos y una receta del libro “Sushi y más…para torpes” de Hung Fai Chin Chi, me propuse hacer estos rollitos a medio camino entre el sushi y el burrito. La base de esta receta es sustituir la típica alga nori que se utiliza normalmente para hacer sushi por una tortilla de maíz de las que se utilizan para preparar fajitas.

INGREDIENTES

  • 2 tortillas mexicanas (pan para fajitas)
  • 400 gr de arroz para sushi
  • 1 aguacate
  • 120 gr de atún
  • 1 lima
  • Sal y pimienta
  • Salsa de soja
  • Azúcar
  • Vinagre japonés

¿Cuánto me cuesta preparar esta receta? 15 euros aprox

  1. Lo primero que tenemos que hacer es preparar el arroz en modo sushi. Tiene una manera muy particular de prepararse que viene muy bien explicada aquí por el propio Hung Fai.
  2. Pelamos y deshuesamos el aguacate. Lo cortamos en daditos.
  3. Cortamos el atún en dados también y lo mezclamos con el zumo de una lima y con un buen chorro de salsa de soja. Salpimentamos la mezcla.
  4. Antes de ponernos a enrollar nuestras tortillas es convenientes calentarlas un poco al microondas para que se ablanden un poco (10 segundos, no más).
  5. Cogemos nuestra esterilla y colocamos la tortilla encima de ella. Nos humedecemos las manos para que el arroz no se nos quede pegado y lo extendemos de forma homogénea por la tortilla.
  6. En el centro colocamos unos pocos dados de atún y otros tantos de aguacate. Enrollamos la tortilla como si fuera un alga (si no tenéis ni idea de cómo hacerlo, echadle un vistazo a este vídeo a partir del minuto 6:30).
  7. Cuando lo tengamos enrollado y bien prieto solo tenemos que coger un cuchillo bien afilado y cortar en rodajas como hacemos con los makis.

¡¡¡Que aproveche!!!